Compartir esta página

Pautas para salud y seguridad de Kinect para Xbox One

Kinect y niños

Antes de permitir que los niños usen el sensor Kinect para Xbox One:

  • Determine cómo se permitirá usar el sensor a cada niño (jugar, charlar o comunicarse a través de mensajes de video con otros jugadores en línea) y si es necesario supervisarlos durante estas actividades.
  • Si piensa permitir que niños usen el sensor sin supervisión, primero explíqueles toda la información e instrucciones pertinentes respecto de seguridad y salud.

Asegúrese de que los niños que usen Kinect para Xbox One jueguen de forma segura y dentro de sus límites, y además asegúrese de que comprendan el uso del sistema.

Asegúrese de tener espacio suficiente para moverse con libertad

El juego con su sensor Kinect para Xbox One requiere distintas variaciones de movimiento, dependiendo del juego. Asegúrese de no golpear, chocar ni tropezarse con otros jugadores, personas mirando, mascotas, muebles u otros objetos al jugar. Si va a estar mirando o moviéndose durante el juego, también necesitará buen equilibrio.

Antes de jugar:

  • Mire en todas direcciones (derecha, izquierda, hacia delante, atrás, abajo y arriba) por si hay cosas con las que podría chocar o tropezarse.
  • Asegúrese de que su área de juego esté alejada de ventanas, paredes, escaleras, etc.
  • Asegúrese de que no haya nada con que pueda tropezarse: juguetes, muebles o alfombras sueltas, por ejemplo. Además, esté atento por si hay niños y mascotas en el área. Si es necesario, saque los objetos del área de juego.
  • No olvide mirar hacia arriba. Esté atento a lámparas, ventiladores y otros objetos suspendidos cuando evalúa el área de juego.

Al jugar:

  • Manténgase alejado del televisor para evitar contacto.
  • Mantenga suficiente distancia de otros jugadores, personas mirando y mascotas. Es posible que la distancia varíe por juego, así que tenga en cuenta cómo está jugando para determinar cuán lejos debe estar.
  • Esté alerta respecto de objetos o personas con los que podría chocar o tropezarse. Es posible que personas y objetos entren al área durante el juego, así que esté siempre alerta a sus alrededores.

Asegúrese de tener siempre buen equilibrio mientras juega:

  • Juegue en un piso nivelado con tracción suficiente para actividades de juego.
  • Asegúrese de usar un calzado apropiado (no use tacones, sandalias, etc.) o bien juegue descalzo, si corresponde.
Ubique todos los cables de manera que las personas y las mascotas no se tropiecen con ellos ni tiren de los mismos accidentalmente mientras se mueven por el área. Cuando el sensor y la consola no estén en uso, es posible que deba desconectar todos los cables del sensor y la consola para mantenerlos lejos del alcance de los niños y las mascotas. No permita que los niños jueguen con los cables.

Evite el resplandor

Para minimizar el cansancio de la vista por el resplandor, intente lo siguiente:

  • Ubíquese a una distancia cómoda respecto del televisor o monitor y el sensor Kinect para Xbox One.
  • Coloque el televisor o monitor y el sensor Kinect para Xbox One lejos de fuentes de luz que produzcan resplandor o bien use persianas para controlar los niveles de luz.
  • Elija una relajante luz natural que minimice el resplandor y la vista cansada, y aumente el contraste y la claridad.
  • Ajuste el brillo y el contraste del televisor o monitor.

Ataques fotosensibles

Un porcentaje menor de personas puede experimentar un ataque al exponerse a determinadas imágenes visuales, incluidos los patrones o luces parpadeantes que pueden aparecer en los juegos de video. Incluso es posible que personas sin historial de ataques ni epilepsia padezcan de un problema no diagnosticado que puede provocar estos "ataques epilépticos fotosensibles" mientras ven juegos de video. Estos ataques pueden tener varios síntomas, como vértigo, visión alterada, tics de los ojos o la cara, agitación o temblor de brazos o piernas, desorientación, confusión o pérdida momentánea de conciencia. Los ataques también pueden provocar pérdida de conciencia o convulsiones que pueden derivar en lesiones por caídas o por chocar contra objetos cercanos. Si experimenta cualquiera de estos síntomas, deje de jugar inmediatamente y consulte a un médico.

Los padres deben estar atentos a los síntomas ya mencionados o preguntarles a sus hijos por ellos, ya que los niños y los adolescentes son más propensos a ellos que los adultos. El riesgo de ataques epilépticos fotosensibles se puede reducir si se toman las precauciones siguientes:

  • Siéntese más lejos de la pantalla
  • Use una pantalla más pequeña
  • Juegue en una habitación bien iluminada
  • No juegue cuando tenga sueño o esté muy cansado

Si usted o cualquier pariente tiene un historial de ataques o de epilepsia, consulte a un médico antes de jugar.

Seguridad del cable USB

Para evitar dañar el cable USB o de alimentación:

  • Evite que la gente pise el cable.
  • No tense, anude, doble ni maltrate el cable de ninguna otra manera.
  • No exponga el cable a fuentes de calor.
  • Mantenga a niños y mascotas lejos del cable. No permita que lo muerdan o mastiquen.
  • Al desconectar el cable, tire del enchufe, no del cable.

Si el cable de alimentación o USB se daña en cualquier manera, interrumpa inmediatamente su uso y póngase en contacto con Soporte técnico de Xbox para obtener un repuesto.

Desconecte el cable de alimentación Xbox durante tormentas eléctricas o cuando no se utilice por períodos prolongados.

No haga esfuerzos excesivos

Es posible que el juego con el sensor Kinect para Xbox One requiera distintas variaciones de actividad física.

Consulte a un médico antes de usar el sensor si tiene alguna afección médica o un problema que afecte su capacidad para realizar actividades físicas de manera segura, o si:

  • Está o hay posibilidades de que esté embarazada.
  • Tiene afecciones cardíacas, respiratorias, de espalda, a las articulaciones u ortopédicas de otro tipo.
  • Tiene hipertensión.
  • Tiene problemas para realizar ejercicio físico.
  • Se le ha restringido la actividad física.

Consulte a su médico antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios o régimen de acondicionamiento que incluya usar el sensor.

No juegue bajo la influencia de drogas o alcohol, y asegúrese de que sus capacidades físicas y equilibrio sean suficientes para todo movimiento mientras juega.

Tome descansos de manera periódica

  • Deténgase y descanse si siente los músculos, las articulaciones o los ojos cansados o adoloridos.
  • Si experimenta fatiga excesiva, náusea, falta de aliento, presión en el pecho, mareos, incomodidad o dolor, DEJE DE JUGAR INMEDIATAMENTE y consulte a un médico.

No use accesorios sin licencia con Kinect para Xbox One

El uso de accesorios u objetos no autorizados puede provocar lesiones a sí mismo o a otras personas, o daño al sensor u otra propiedad. El uso de accesorios no autorizados infringe la Licencia de software y puede anular su Garantía limitada.

Nota Si la información en esta página no responde sus preguntas o si tiene otras inquietudes sobre la seguridad de Kinect para Xbox One, póngase en contacto con Soporte técnico de Xbox.

¿Fue útil este artículo?

No

Gracias por tus comentarios

Gracias por tus comentarios

Lamentamos que no hayas podido resolver tu problema con este artículo. Seguiremos buscando una solución, no desistas. Prueba con la opción de la comunidad que te ofrecemos a continuación.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Proporcionar comentarios sobre este tema

255 caracteres restantes
A fin de proteger tu privacidad, no incluyas información de contacto en tus comentarios.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Póngase en contacto con nosotros

¿Quieres contactar con el Soporte técnico con referencia al problema "Pautas para salud y seguridad de Kinect para Xbox One" acerca del que estabas leyendo o con referencia a otro problema?

Compartir esta página