Compartir esta página

Guía de Xbox One para jugar saludablemente

Información general

Los videojuegos pueden resultar relajantes y divertidos. No obstante, los movimientos repetitivos, las posturas incorrectas y los excesos pueden provocar entumecimiento, escozor y otras molestias susceptibles de convertirse en serios problemas de salud. Lee detenidamente las siguientes advertencias y sigue las sugerencias de esta guía para establecer hábitos de juego saludables.

Advertencias

Trastornos musculoesqueléticos

Como en muchas otras actividades, el uso de los videojuegos puede conllevar molestias ocasionales en manos, brazos, hombros, cuello y otras partes del cuerpo. No obstante, si experimentas síntomas como molestias, dolores, palpitaciones, pinzamientos, hormigueo, entumecimiento, quemazón o rigidez persistentes o recurrentes, NO IGNORES ESTAS SEÑALES DE ADVERTENCIA. CONSULTA DE INMEDIATO A UN PROFESIONAL DE LA SALUD CUALIFICADO, incluso si los síntomas se producen cuando no estás jugando.

Síntomas como estos pueden estar asociados a lesiones o trastornos dolorosos y, en ocasiones, permanentes de nervios, músculos, tendones, vasos sanguíneos y otras partes del cuerpo. Estos trastornos musculoesqueléticos (TME) pueden incluir el síndrome del túnel carpiano, tendinitis, tenosinovitis, síndromes de vibración y otras dolencias.

Aunque los investigadores aún no han podido resolver muchos interrogantes de los TME, existe un acuerdo general de que su presencia puede estar vinculada a diversos factores. Estos factores pueden incluir: problemas médicos y físicos, estrés y la manera de abordarlo, estado de salud en general y posición de la persona y cómo utiliza su cuerpo para trabajar y realizar otras actividades (por ejemplo, jugar a videojuegos).

Dado que existen muchos factores que pueden contribuir a un TME, esta guía no puede contemplar todo lo necesario para evitar un TME. Para algunas personas, seguir estas sugerencias puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir un TME. Para otras no es así. No obstante, la mayoría posiblemente experimente un mayor confort siguiendo estas sugerencias.

Recuerda que esta guía no sustituye el asesoramiento de un profesional de la salud cualificado. Dirígete a un profesional de la salud para cualquier consulta sobre de qué manera tu estilo de vida, actividades o estado físico o médico podrían estar relacionados con un TME.

Problemas de fotosensibilidad

Un porcentaje muy pequeño de personas pueden padecer ataques cuando se exponen a ciertas imágenes visuales, incluidas luces parpadeantes o patrones que pueden aparecer en los videojuegos. Incluso las personas sin antecedentes de ataques o epilepsia pueden padecer enfermedades no diagnosticadas que puedan provocar estos ataques epilépticos por fotosensibilidad mientras ven los videojuegos.

Los síntomas de estos ataques pueden incluir mareos, visión alterada, tics, sacudidas o movimientos bruscos de los brazos o las piernas, desorientación, confusión o pérdida momentánea de la consciencia. Los ataques también pueden provocar la pérdida de la consciencia o convulsiones que pueden ocasionar heridas por golpes al caer o chocar con objetos cercanos. Deja de jugar inmediatamente y consulta con un médico si experimentas cualquiera de estos síntomas. Los niños y los adolescentes son más propensos que los adultos a experimentar estos ataques. Los padres deben vigilar a sus hijos y preguntarles si padecen estos síntomas. El riesgo de ataques epilépticos por fotosensibilidad se puede reducir poniendo en práctica las siguientes precauciones:

  • Siéntate más lejos de la pantalla.
  • Usa una pantalla más pequeña.
  • Juega en una habitación bien iluminada.
  • No juegues cuando te sientas somnoliento o fatigado.

Si tú o cualquiera de tus familiares tienen antecedentes de ataques o epilepsia, consulta con un médico antes de jugar.

Hábitos de juego saludables

Posición

Es importante poner el cuerpo en posición confortable y no forzada cuando estés trabajando o jugando. Esto no solo puede afectar a tu rendimiento, sino también influir en tu comodidad cuando estés jugando, con la posibilidad de ayudarte a evitar un TME. Cambiar de postura durante sesiones de juego prolongadas puede ayudarte a evitar las molestias y la fatiga.

Cuando juegues, adapta tu entorno y tu equipo para poder adoptar una postura cómoda y relajada. Como cada uno tiene una estructura corporal distinta, y dado que existen muchos factores que afectan a tu confort, no podemos decirte exactamente cómo preparar el entorno. No obstante, las siguientes sugerencias pueden contribuir a que el entorno resulte más cómodo:

  • Para apoyar la espalda, intenta utilizar una silla o asiento con soporte lumbar y que te permita adoptar una postura cómoda y natural.
  • Para colocar las piernas en posición cómoda, retira todo lo que tengas delante para colocarlas y moverlas a voluntad.
  • Para adoptar posturas cómodas de hombros y brazos, mantén los brazos relajados a los lados.
  • Para adoptar posturas cómodas de muñecas y dedos, mantén las muñecas rectas mientras sostienes y utilizas mandos. Evita doblar las muñecas hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados.
  • Para reducir al mínimo los movimientos de cuello, coloca la pantalla o ponte en una posición tal que no tengas que inclinar la cabeza hacia arriba, hacia abajo o hacia los lados durante períodos prolongados.
  • Para evitar el cansancio de la vista, evita los reflejos colocando la pantalla alejada de fuentes de iluminación que generen reflejos, o utiliza persianas para controlar los niveles de luminosidad. Asimismo, ajusta el brillo y el contraste de la pantalla a niveles con los que te sientas cómodo.

Fuerzas físicas

Las fuerzas físicas interactúan continuamente con nuestros cuerpos. Lo primero que se nos ocurre que pueden lesionarnos son las fuerzas de alto impacto, como en un accidente de coche. Sin embargo, también las fuerzas poco potentes pueden conllevar lesiones, incomodidad y fatiga si se repiten o experimentan durante períodos prolongados.

Ten en cuenta los siguientes tipos de fuerzas de baja intensidad:

  • Fuerzas dinámicas, o las que se ejercen mediante movimientos. Por ejemplo, presionar los botones de un mando de juego o las teclas de un ordenador.
  • Fuerzas estáticas, que son las que mantienes durante períodos prolongados. Por ejemplo, sujetar el mando de la videoconsola o el auricular del teléfono.
  • Fuerzas de contacto, o la presión que se produce al apoyarte sobre un borde o una superficie dura. Por ejemplo, apoyar las muñecas en el borde del escritorio, mesa u otra superficie dura.

Toma nota de las siguientes sugerencias para reducir los efectos de las fuerzas de baja intensidad sobre tu cuerpo:

  • Presiona los botones del mando de juego con un ligero toque, manteniendo las manos y los dedos relajados, ya que activar estos botones requiere solo un ligero esfuerzo. Además, aplica un ligero toque al utilizar los sticks o botones del mando.
  • Evita apoyar las palmas o muñecas sobre cualquier tipo de superficie cuando utilices mandos de juego.
  • Cuando no estés utilizando los mandos, relaja los brazos y las manos. Consulta la sección “Duración” para obtener más información.
  • Sujeta el mando de juego con la mano relajada. No ejerzas una presión mayor de la necesaria para sostenerlo.

Duración

Hacer pausas puede ayudar enormemente a que el cuerpo se recupere de cualquier actividad, y bien puede a contribuir a evitar un TME. La duración y frecuencia adecuadas de una pausa dependerá del tipo de actividad que estés realizando. Interrumpir la actividad y relajarte es un modo de hacer una pausa, pero también existen otros métodos. Entre otras:

  • Cambiar de actividad puede ayudar a algunos músculos a relajarse y a otros a mantenerse productivos. Por ejemplo, puedes estar sentado mientras juegas, pero ponerte de pie cuando no estés jugando.
  • Utilizar diferentes métodos para realizar la misma tarea. Un ejemplo es utilizar el mando de dirección en lugar de los sticks.
  • Relajar los brazos y manos durante el turno de otros jugadores o durante escenas de transición, repeticiones y otras pausas del juego.
  • Enterarse de las características del software y del hardware leyendo la información incluida en los discos de los juegos y los productos de hardware.

Vida saludable

Un estilo de vida sano puede ayudarte a realizar y disfrutar tus actividades cotidianas, incluido el tiempo que dedicas a los videojuegos. Algunas recomendaciones para una buena salud son las siguientes:

  • Aliméntate con una dieta equilibrada y descansa adecuadamente.
  • Realiza ejercicios para mantener un buen estado físico, y que fortalezcan y flexibilicen tu cuerpo. Recuerda que debes consultar a un profesional sanitario cualificado que te ayude a elegir los estiramientos y ejercicios adecuados.
  • Aprende a controlar el estrés.
  • Dirígete a un profesional de la salud para cualquier consulta sobre en qué medida tu estado físico o problemas médicos podrían estar relacionados con un TME. Aunque los estudios aún no pueden dar respuesta a muchos interrogantes sobre los TME, existe un consenso general sobre que su incidencia puede estar vinculada a diversos factores, como lesiones anteriores, diabetes, cambios hormonales (como el embarazo) y artritis reumatoide.

Supervisión de adultos

Controles de privacidad y seguridad en línea de Xbox One

Utiliza los controles de privacidad y seguridad en línea de Xbox One para personalizar y administrar el acceso de tu familia a los juegos, películas y contenidos televisivos. Los controles de privacidad y seguridad en línea de Xbox One se pueden usar para controlar la propia consola y el acceso a Xbox Live, incluido lo siguiente:

  • A qué juegos se puede jugar.
  • Qué películas y programas de televisión se pueden ver.
  • Si se puede o no acceder a Xbox Live.

¿Fue útil este artículo?

No

Gracias por tus comentarios

Gracias por tus comentarios

Lamentamos que no hayas podido resolver tu problema con este artículo. Seguiremos buscando una solución, no desistas. Prueba con la opción de la comunidad que te ofrecemos a continuación.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Proporcionar comentarios sobre este tema

255 caracteres restantes
A fin de proteger tu privacidad, no incluyas información de contacto en tus comentarios.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Póngase en contacto con nosotros

¿Quieres contactar con el Soporte técnico con referencia al problema "Guía de Xbox One para jugar saludablemente" acerca del que estabas leyendo o con referencia a otro problema?

Compartir esta página