Al usar este sitio acepta el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.

El mando inalámbrico Xbox One se desconecta o no se puede conectar

Temas

No puede conectar el mando Xbox One a la consola

Si tiene dificultad para iniciar la conectividad del mando a la consola, puede ser indicativo de alguno de los siguientes problemas:
  • Las pilas del mando inalámbrico están bajas de carga o es necesario recargar la batería de Xbox One.

    Notas

    • Si las pilas del mando están bajas de carga es posible que tengan solo una funcionalidad parcial, por ejemplo, puede ser que la vibración no funcione. Esta funcionalidad parcial se ha diseñado para apurar la batería restante.
    • Puede que el mando tenga suficiente energía para volver a encenderse durante unos instantes, pero, mientras no se le cambien las pilas, no se quedará encendido durante mucho rato.
  • Otro dispositivo inalámbrico (como un microondas, un teléfono o un enrutador) está interfiriendo con la conexión entre el mando inalámbrico y la consola.
  • Los objetos metálicos (como divisores, estanterías o puertas de metal de un cuarto de ocio) que se encuentran entre la consola y el mando inalámbrico pueden crear interferencias.
  • Ya hay ocho mandos inalámbricos conectados e intenta conectar otro más.
  • El hardware de Xbox One funciona incorrectamente.

Soluciones

Para resolver este problema, pruebe las siguientes soluciones:

Solución 1: cambie las pilas o recargue la batería. Si el botón Xbox del mando Xbox One está encendido, el mando inalámbrico recibe energía. Si el botón Xbox del mando no se enciende, pruebe cambiando las pilas del mando inalámbrico para comprobar que sigue conectado. Para obtener más información, vea El mando inalámbrico de Xbox One no se enciende.

Solución 2: apague y encienda de nuevo la consola. Siga estos pasos:

  1. Mientras la consola está encendida, mantenga presionado el botón Xbox de la consola durante 5 segundos. La consola se apagará.
  2. Espere 30 segundos y vuelva a encender la consola presionando el botón Xbox del mando o de la consola.

Nota: si la consola está en el modo de encendido Instant-On, los pasos anteriores apagarán la consola por completo. El modo Instant-On o la función para encender la consola con el comando de voz “Xbox On” no estarán disponibles hasta que reinicie la consola.

Nota: el comando de voz "Xbox On” no se admite en todos los países. Para obtener más información, vea Comandos de voz de Kinect en Xbox One. Para obtener más información sobre el modo de encendido Instant-On, vea Usar comandos de voz de Kinect para encender y apagar la consola Xbox One.

Solución 3: intente conectar de nuevo el mando inalámbrico a la consola. Utilice los métodos siguientes.

  • En el mando inalámbrico:
    1. Mantenga presionado el botón de conexión inalámbrica hasta que el botón Xbox parpadee.
picture
  1. Mantenga presionado de nuevo el botón de conexión inalámbrico. La luz del botón Xbox del mando permanecerá encendida, lo que indica que el mando inalámbrico está conectado a la consola.

    Para obtener más información, vea Conectar un mando inalámbrico a la consola Xbox One.

  • Mediante el sensor Kinect:
    1. Asegúrese de que el sensor Kinect está encendido y de que está orientado hacia el área de juego de Xbox.
    2. En el mando inalámbrico, mantenga presionado el botón de conexión inalámbrica hasta que el botón Xbox parpadee.
    3. Apunte con la parte delantera del mando inalámbrico al sensor Kinect. La luz del botón Xbox del mando permanecerá encendida, lo que indica que el mando inalámbrico está conectado a la consola.

      Para obtener más información, vea Conectar un mando inalámbrico a la consola Xbox One.

  • Mediante un cable USB:
    El mando inalámbrico se ha diseñado para que pueda funcionar como un mando con cable cuando se conecta a la consola a través de un cable USB-micro USB. Vea Conecte el cable de carga para usar el mando inalámbrico Xbox One sin pilas.

Solución 4: desconecte todos los mandos y auriculares inalámbricos que estén conectados. Si aún aparecen ocho mandos inalámbricos conectados, pruebe desconectando alguno de ellos o todos. Para ello, mantenga presionado el botón Xbox del mando y seleccione la opción de apagado. A continuación, intente conectar de nuevo el mando inalámbrico. Si sigue sin poder conectar el mando inalámbrico a la consola, es posible que deba repararlo o sustituirlo.

Solución 5: cambie el mando

Si con las soluciones anteriores no consiguió conectar el mando a la consola, debe reemplazar el mando. Vaya al Centro de servicio en línea y haga clic en Iniciar solicitud para solicitar una mando de sustitución.

El mando no mantiene la conexión con la consola

Si el mando inalámbrico Xbox One se conectó a la consola pero se desconectó mientras lo usaba, puede ser indicativo de alguno de los siguientes problemas:

  • El mando inalámbrico ha estado inactivo durante al menos 15 minutos. El mando inalámbrico Xbox One se ha diseñado para que se apague después de 15 minutos de inactividad. Para obtener más información, vea El mando inalámbrico Xbox One se apaga.
  • Las pilas del mando inalámbrico están bajas de carga o es necesario recargar la batería de Xbox One.

    Notas

    • Si las pilas del mando están bajas de carga es posible que experimente una funcionalidad parcial, por ejemplo, puede ser que la vibración no funcione. Por diseño, esta funcionalidad parcial se pone en marcha para estirar la batería restante.
    • Puede que el mando tenga suficiente energía para volver a encenderse durante unos instantes, pero, mientras no se cambien las pilas, no se quedará encendido durante mucho rato.
  • El mando está fuera del radio de alcance. Los mandos Xbox One están diseñados para funcionar a una distancia de 9,1 metros de la consola.
  • Otro dispositivo inalámbrico (como un microondas, un teléfono o un enrutador) está interfiriendo con la conexión entre el mando inalámbrico y la consola.
  • Los objetos metálicos (como las carátulas de cromo y los divisores, estanterías o puertas de metal de un cuarto de ocio) que se encuentran entre la consola y el mando inalámbrico pueden crear interferencias.
  • El hardware de Xbox One funciona incorrectamente.

Soluciones

Para resolver este problema, pruebe las siguientes soluciones:

Solución 1: aproxímese a la consola. El radio de alcance del mando inalámbrico es de 9,1 metros como máximo, pero factores medioambientales como las paredes e interferencias inalámbricas de otros dispositivos pueden afectar al radio de alcance.

Solución 2: cambie las pilas o recargue la batería. Si el botón Xbox del mando Xbox One está encendido, el mando inalámbrico recibe energía. Si el botón Xbox del mando no se enciende, pruebe cambiando las pilas del mando inalámbrico para comprobar que sigue conectado. Para obtener más información, vea El mando inalámbrico de Xbox One no se enciende.

Nota: puede que el mando tenga suficiente energía para volver a encenderse durante unos instantes, pero, mientras no se cambien las pilas, no se quedará encendido durante mucho rato. Puede comprobar el nivel de batería del mando observando el indicador de la batería en la pantalla de inicio. Para obtener más información, consulte Cómo comprobar el indicador de la batería del mando inalámbrico en la consola Xbox One.

Solución 3: apague y encienda de nuevo la consola. Siga estos pasos:

  1. Mientras la consola está encendida, mantenga presionado el botón Xbox de la consola durante 5 segundos. La consola se apagará.
  2. Espere 30 segundos y vuelva a encender la consola presionando el botón Xbox del mando.

Nota: si la consola está en el modo de encendido Instant-On, estos pasos apagarán la consola por completo. El modo Instant-On o la función para encender la consola con el comando de voz “Xbox On” no estarán disponibles hasta que reinicie la consola.

Nota: el comando de voz "Xbox On” no se admite en todos los países. Para obtener más información, vea Comandos de voz de Kinect en Xbox One. Para obtener más información sobre el modo de encendido Instant-On, vea Usar comandos de voz de Kinect para encender y apagar la consola Xbox One.

Solución 4: intente conectar de nuevo el mando inalámbrico a la consola. Utilice los métodos siguientes.

  • En el mando inalámbrico:
    1. Mantenga presionado el botón de conexión inalámbrica hasta que el botón Xbox parpadee.
picture
  1. Mantenga presionado de nuevo el botón de conexión inalámbrico. La luz del botón Xbox del mando permanecerá encendida, lo que indica que el mando inalámbrico está conectado a la consola.

    Para obtener más información, vea Conectar un mando inalámbrico a la consola Xbox One.

  • Mediante el sensor Kinect:
    1. Asegúrese de que el sensor Kinect está encendido y de que está orientado hacia el área de juego de Xbox.
    2. En el mando inalámbrico, mantenga presionado el botón de conexión inalámbrica hasta que el botón Xbox parpadee.
    3. Apunte con la parte delantera del mando inalámbrico al sensor Kinect. La luz del botón Xbox del mando permanecerá encendida, lo que indica que el mando inalámbrico está conectado a la consola.

      Para obtener más información, vea Conectar un mando inalámbrico a la consola Xbox One.

  • Mediante un cable USB:

    El mando inalámbrico se ha diseñado para que pueda funcionar como un mando con cable cuando se conecta a la consola a través de un cable USB-micro USB. Vea Conecte el cable de carga para usar el mando inalámbrico Xbox One sin pilas.

Solución 5: quite los objetos que se encuentran entre el mando inalámbrico y la consola. El mando inalámbrico funciona a una distancia de 9,1 metros de la consola. Sin embargo, si hay objetos entre el mando inalámbrico y la consola, se puede acortar esta distancia. Además, los objetos que funcionan con tecnología inalámbrica (por ejemplo, teléfonos móviles) pueden interferir con el mando inalámbrico. Quite o reubique los siguientes objetos o dispositivos inalámbricos que pueden interferir con el mando inalámbrico o la consola:

  • Microondas
  • Teléfonos inalámbricos
  • Enrutadores inalámbricos
  • Divisores de metal
  • Estanterías
  • Puertas de un armario en un cuarto de ocio

Solución 6: pruebe con otro mando. Si tiene otro mando, intente reproducir el problema de desconexión con el otro mando. Asegúrese de que el mando tenga pilas nuevas y esté conectado a la consola como se indicó en la solución 3 anterior. Juegue durante un rato hasta comprobar totalmente el funcionamiento del segundo mando.

  • Si el segundo mando funciona normalmente, deberá reemplazar el mando original. Vaya al Centro de servicio en línea y haga clic en Iniciar solicitud para solicitar una mando de sustitución.
  • Si ambos mandos se desconectan con frecuencia, deberá reparar la consola. Vaya al Centro de servicio en línea y haga clic en Iniciar solicitud para solicitar una reparación.

Solución 7: repare la consola Xbox One

Si ha intentado las soluciones anteriores y el mando Xbox One sigue desconectándose, tendrá que reparar la consola. Vaya al Centro de servicio en línea y haga clic en Iniciar solicitud para solicitar una reparación.

¿Tiene alguna pregunta sobre la reparación o la garantía? Vea Reparación de Xbox One: preguntas más frecuentes.

¿Le ha resultado útil este artículo?

No

Gracias por tus comentarios

Gracias por tus comentarios

Lamentamos que no hayas podido resolver tu problema con este artículo. Seguiremos buscando una solución, no desistas. Prueba con la opción de la comunidad que te ofrecemos a continuación.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Proporcionar comentarios sobre este tema

255 caracteres restantes
A fin de proteger tu privacidad, no incluyas información de contacto en tus comentarios.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Ponte en contacto con nosotros

¿Quieres contactar con el Soporte técnico con referencia al problema "El mando inalámbrico Xbox One se desconecta o no se puede conectar" acerca del que estabas leyendo o con referencia a otro problema?