Saltar al contenido principal
Compartir esta página

Solución de problemas de 4K y HDR en Xbox One X y Xbox One S

Si tu Xbox y tu tele son compatibles con 4K y HDR, pero no funcionan como esperas, intenta lo siguiente.

En primer lugar, asegúrate de que tu Xbox y tu tele son compatibles con 4K.

  • Asegúrate de que tienes Xbox One X o Xbox One S: en la parte posterior de la consola, en la derecha, junto al puerto de red, un adhesivo debe indicar el modelo. Si ese adhesivo no está, busca si hay alguno debajo de la consola.
    Importante Antes de dar la vuelta a la Xbox, extrae cualquier disco y apágala.
  • Asegúrate de que tienes una tele 4K: consulta la caja o el manual de la tele. No todos los fabricantes usan los mismos nombres. Busca frases como estas:

    Nombres para 4K

    4K, 4K Ultra HD, UHD, UHD 4K, SUHD TV, Ultra HD, Ultra UDTV, 2160p

    Resoluciones o modos

    3840 x 2160 a 24 Hz, 50 Hz o 60 Hz

    Nombres para HDR10

    HDR Premium, Alto rango dinámico, HDR, UHD Color, Ultra HD Premium, Ultra HD deep color

  • En tu Xbox, comprueba las capacidades 4K y HDR de tu tele: presiona el botón Xbox  para abrir la guía, ve a Sistema > Configuración > Pantalla y sonido y, después, elige Configuración avanzada de vídeo > Detalles de TV 4K.

Si tu sistema admite 4K y HDR pero sigue sin funcionar (por ejemplo, no puedes seleccionar la resolución 4K UHD, en la pantalla Detalles de TV 4K no se admiten las características 4K, el contenido 4K no se reproduce o tienes problemas con la calidad de vídeo), prueba las soluciones que se indican a continuación.

  • Asegúrate de que la Xbox detecta automáticamente la televisión. Ve a Sistema > Configuración > Pantalla y sonido> y elige Detectar automáticamente. 4K no está disponible cuando HDMI o DVI se ha seleccionado manualmente.
  • Para HDR, asegúrate de que tu TV es compatible con el sistema HDR10. Revisa el manual de tu TV para comprobarlo. Algunos fabricantes no mencionan directamente HDR10, prueba también compatibilidad con BT2020 y HDR, o algunos de los siguientes nombres: (Además, existen dos formatos HDR: Dolby Vision y HDR10. Tu TV puede que sea compatible con ambos, pero al menos debe serlo con HDR10.)
    Nombres para HDR10: HDR Premium, High Dynamic Range, HDR, UHD Color, Ultra HD Premium o Ultra HD deep color
  • Asegúrate de que tu cable HDMI está conectado en el puerto adecuado de tu TV. Algunos televisores 4K solo son compatibles con su propia lista de funcionalidades 4K en ciertos puertos. Revisa el manual de tu TV para ver si tiene algún puerto HDMI 4K en particular o intenta con los diferentes puertos que tenga.
  • Comprueba el menú de configuración de tu TV. Puede que tu TV tenga un modo especial de activar el 4K o el HDR. Comprueba el manual de tu TV para ver si tienes que cambiar su configuración. No olvides que el fabricante de tu TV puede usar diferente nominación para HDR, revisa la lista anterior.
  • Si no puedes ver cierto contenido, asegúrate de que tu TV es compatible con HDCP 2.2 y que está activado en la configuración de tu TV.
  • Asegúrate de que estás usando el cable HDMI que venía incluido con la Xbox One X o Xbox One S.
  • Prueba con un cable HDMI diferente. Los cables deben tener los certificados HDMI High Speed o HDMI Premium.
  • Si hay algún dispositivo que esté conectado entre tu TV y la Xbox, quítalo y conecta tu TV directamente a la Xbox con el cable HDMI que venía incluido con la Xbox One X o Xbox One S. Algunos receptores AV y otros equipos de vídeo pueden interferir con los datos que se comunican entre la consola y la TV, por lo que dichos dispositivos deben usar la misma tecnología, ya sea directamente o mediante paso a través. También debes usar cables certificados HDMI High Speed o HDMI Premium entre la Xbox y el receptor, así como entre el receptor y la TV.
  • Asegúrate de que el firmware de tu TV y el receptor AV están actualizados. Muchos de los televisores y dispositivos más modernos pueden recibir actualizaciones a través de la red doméstica. Si parece que hay un problema de compatibilidad con 4K o HDR, una actualización de tu TV o receptor puede resolver el problema. Revisa el manual de tu TV o receptor para ver cómo actualizar su firmware.
  • Si no ves nada en pantalla o hay errores mientras intentas reproducir contenido 4K, y ya has intentado todo lo anterior, desactiva la reproducción 4K nativa e intenta reproducir el contenido a menor resolución. En Sistema > Configuración > Pantalla y sonido > Configuración avanzada de vídeo, desactiva la opción Permitir 4K.
  • Si ves una configuración de color extraña mientras reproduces contenido HDR, y ya has intentado todo lo anterior, desactiva la opción HDR. En Sistema > Configuración> Pantalla y sonido> Configuración avanzada de vídeo, desactiva la opción Permitir HDR.
  • Si aparece un error cuando eliges 4K UHD en la configuración de pantalla, consulta Error al seleccionar la resolución 4K UHD en la consola Xbox One X o Xbox One S.

Para obtener más información sobre lo que tu tele está diciendo a la consola sobre sus capacidades 4K, consulta Comprobar las capacidades 4K y HDR de tu tele en Xbox One X y Xbox One S.

¿Le ha resultado útil este artículo?

No

Gracias por tus comentarios

Gracias por tus comentarios

Lamentamos que no hayas podido resolver tu problema con este artículo. Seguiremos buscando una solución, no desistas. Prueba con la opción de la comunidad que te ofrecemos a continuación.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Proporcionar comentarios sobre este tema

255 caracteres restantes
A fin de proteger tu privacidad, no incluyas información de contacto en tus comentarios.
Obtener ayuda de la comunidad
Ambassador chat image
Chat con el embajador
Chatea personalmente con otro usuario de Xbox que ofrece ayuda.

Póngase en contacto con nosotros

¿Quieres contactar con el Soporte técnico con referencia al problema "Solución de problemas de 4K y HDR en Xbox One X y Xbox One S" acerca del que estabas leyendo o con referencia a otro problema?

Compartir esta página